Montevideo: la identidad latinoamericana en Ciudad Vieja

Montevideo: la identidad latinoamericana en Ciudad Vieja

Llegué a Montevideo y pensé: ¿Qué es lo que hace a una ciudad latinoamericana? Lo latinoamericano parece ser algo tan único y uniforme, pero a la vez es tan diverso. En Montevideo me encontré en Ciudad Vieja, con la arquitectura colonial de estilo español combinada con monumentos, arte, y claro, el mate, todo tan típicamente uruguayo. A veces pienso que ese contraste hace a lo latinoamericano, como en Cusco, donde chocan estructuras españolas con colores y cultura inca y peruana moderna. Y en Montevideo fui a descubrir esta identidad de Latinoamérica, la del Sur del continente.

Ciudad vieja

Puerto

Para comenzar el recorrido ¿por qué no hacerlo desde el puerto?  En esta parte de la ciudad, la rambla da una vuelta y forma una península que encierra lo que se conoce como Ciudad Vieja. Esto es varias callesitas pintorescas, donde se puede pasear admirando antiguas casonas que le dan la identidad al barrio.

Mercado del Puerto Montevideo
Feria en el Mercado del Puerto

Cerca del puerto, sobre la peatonal Pérez Castellano, se encuentran el Mercado del Puerto y Museo del Carnaval. Ir al mercado es una gran oportunidad para probar el famoso chivito uruguayo – un sándwich de carne con lechuga tomate y huevo – o un rico asado en una parrillita. Además, sobre la peatonal hay una feria artesanal para comprar algún que otro souvenir. El Museo del Carnaval se escuchan bombos, repique y piano, risas y éxtasis. Es un pantallazo a la cultura del candombe y folclore uruguayo, que encuentra su auge en las llamadas durante el carnaval en febrero.

Peatonal Sarandí

Bajando algunas calles se encuentra la peatonal Sarandí. Es, a mi gusto, la calle más atractiva de la ciudad. Se distinguen turistas de uruguayos ya que todos los locales caminan con un termo bajo el brazo y mate en mano. ¡No hay que dejar de probar un buen matesito caliente! También aquí se pueden encontrar varios puestos de artesanos, y ¡hasta artistas callejeros que te pueden enseñar a bailar salsa!

Sobre Sarandí se descubre el arte uruguayo. Varias librerías bohemias invitan a conocer Uruguay a través de la vista de escritores como Onetti, Levrero, Galeano, Felisberto Hernández, entre muchos otros autores Latinoamericanos, y algún tema de Jaime Roos sonando de fondo.  También está el Museo Torres García, quien supo plasmar en sus cuadros la identidad de su ciudad y su gente. Joaquín Torres García es conocido por obras como la de la América invertida, donde propone la Escuela del Sur, postulando que “nuestro norte es el Sur”.

antigüedades plaza constitucion montevideo
Feria de antigüedades en Plaza Constitución.

La Plaza Constitución es otra atracción imperdible de esta calle. La fuente de los 33 Orientales es su emblema, y un recordatorio de los años originarios de el país de la banda oriental. Todos los sábados, una feria de antigüedades tiene lugar para vender desde candelabros hasta patentes de autos, que representan esa melancolía con la que se suele asociar a Montevideo.

Plaza de la Independencia

Para salir de Ciudad Vieja hay que atravesar la Puerta de la Ciudadela: una estructura en forma de arco que enmarca una de las postales más tradicionales de la capital uruguaya. Se asoma el imponente mausoleo del General Artigas – prócer y orgullo nacional – junto a la torre del Palacio Salvio: es la foto que uno debe tomar en su paso por la ciudad. 

palacio salvio montevideo plaza independencia
Palacio Salvio

La Plaza de la Independencia es el epicentro que convoca más turistas ya que reúne el mausoleo de Artigas, el Palacio Salvio y el Teatro Solís. Éste último es una estructura neoclásica que vislumbrará a más de uno, y hará recordar a al Partenón griego a algún otro. Los amantes del teatro pueden deleitarse viendo una obra en esta reliquia de 162 años (fue inaugurado en 1856).

Ciudad Vieja tiene para dar más de una sorpresa y sonrisas. Es un buen lugar para comenzar a descubrir la cultura de Montevideo, y volver a encontrar esa aura que hace a las ciudades latinoamericanas. Es esa mezcolanza de arte, gente, ideas, artistas y edificios que se pueden identificar y hacen a uno reflexionar que “parece mentira las cosas que veo por las calles de Montevideo”, como diría Jaime Roos. Habrá que seguir su consejo y recorrerte otra vez.



Para ver una historia similar, accedé al siguiente post: La Costa Argentina, un lugar para todos y para nadie

Mirá otro post de Retorno Nómade





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *