Un pueblo aferrado a su muerte

Un pueblo aferrado a su muerte

A 5km de la Ruta 76 en La Rioja, se encuentra Paso San Isidro, un pueblo que nadie recuerda, o al menos solo sus habitantes. Con una población aproximada de 4 familias, este lugar data de 1940, al menos, ya que no hay quien pueda dar una fecha específica.

Con casas de adobe (algunas a punto de caer), falta de agua y plantas secas, la gente que aún vive ahí se las arregla para vivir de los animales que tienen. Pero no todo es malo, una vez al año se celebra la fiesta en honor al santo del lugar -San Isidro-, y se llena de gente de los pueblos aledaños, personas que nacieron y crecieron ahí y sus respectivas familias; también le suma que de fondo se aprecia el cerro Famatina y al menos así un ápice de alegría le queda al pueblo.

 

Con una escuela y una iglesia en excelentes condiciones, quizás la esperanza no esté perdida. Siempre hay alguien buscando lugares así para disfrutar de la paz que suponen estas condiciones. Aunque el tiempo pase, los recuerdos de sus habitantes no se olvidan y el lugar se llena de vida cuando se los escucha hablar de aquellos momentos. Para estas personas sigue siendo un lugar hermoso y lleno de sentimiento, y para aquellas personas que hoy se dedican a recuperar lo que queda de él, también.

 

Mirá otro post de Retorno Nómade.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *